Cirugía convencional

Cuando los medicamentos y la cirugía láser no reducen de manera adecuada la presión ocular, los médicos podrían recomendar un procedimiento llamado microcirugía filtrante (en ocasiones, denominado cirugía convencional o de corte).

En la microcirugía filtrante, se realiza un pequeño orificio de drenaje en la esclerótica (la parte blanca del ojo) en un procedimiento llamado trabeculectomía o una esclerostomía. El nuevo orificio de drenaje permite que el líquido fluya fuera del ojo hacia una ampolla de filtración que se forma por debajo de la conjuntiva y ayuda a disminuir la presión ocular. Esto previene o reduce los daños al nervio óptico.

¿Se siente dolor durante la cirugía?

En la mayoría de los casos, no se siente dolor. La cirugía suele realizarse con anestesia local y medicamentos relajantes. Generalmente, se utiliza un tipo limitado de anestesia llamada sedación intravenosa (IV).

Además, se aplica una inyección alrededor o detrás del ojo para evitar el movimiento ocular. La inyección no es dolorosa cuando primero se hace uso de la sedación IV. El paciente se sentirá relajado y somnoliento y no sentirá ningún tipo de dolor durante la cirugía.

Índice de éxito

La mayoría de los estudios relacionados documentan un seguimiento por un período de hasta un año. En dichos informes, se indica que en los pacientes de mayor edad la cirugía filtrante para el glaucoma es exitosa en aproximadamente el 70 al 90 de los casos, al menos durante un año.

En ocasiones, el orificio de drenaje creado en la cirugía comienza a cerrarse y la presión vuelve a elevarse. Esto sucede porque el cuerpo intenta sanar el nuevo orificio del ojo, como si se tratase de una herida. Esta cicatrización rápida se da con mayor frecuencia en personas más jóvenes debido a que cuentan con un sistema de cicatrización más fuerte. Los fármacos que impiden la cicatrización de heridas, como mitomicina C y 5-FU, ayudan a desacelerar la cicatrización del orificio. En caso de que sea necesario, es posible realizar la cirugía filtrante para el glaucoma varias veces en el mismo ojo.

Procedimiento ambulatorio

Generalmente, la cirugía filtrante es un procedimiento ambulatorio que no requiere pasar la noche en el hospital. En el lapso de unos pocos días después de la cirugía, el oftalmólogo necesitará controlar la presión ocular. El médico también buscará signos de infección o aumento de la inflamación.

Tiempo de recuperación

Se recomienda a los pacientes que, durante al menos una semana después de la cirugía, procuren evitar el contacto con agua en el ojo. Es posible llevar a cabo la mayoría de las actividades diarias. Sin embargo, es importante evitar conducir vehículos, leer, reclinarse y levantar objetos pesados.
Cada caso es diferente, por lo que debe consultar con su médico para recibir asesoramiento específico.

Aspecto del ojo después de la cirugía

El ojo se verá rojo e irritado inmediatamente después de la cirugía, y es posible que aumente el lagrimeo. El líquido interno del ojo fluye por el orificio creado en la cirugía y forma una pequeña protuberancia similar a una ampolla llamada ampolla filtrante. La ampolla filtrante, generalmente ubicada sobre la superficie superior del ojo, se encuentra cubierta por el párpado y no suele ser visible.

Cambios en la vista

Es posible que haya algunos cambios en la calidad visual, como visión borrosa, durante aproximadamente seis semanas después de la cirugía. Pasado ese lapso, la visión generalmente recuperará el mismo nivel que tenía antes de la cirugía.

En ocasiones, es posible que la visión mejore en pacientes que usaban pilocarpina. Después de dejar de usar las gotas de pilocarpina, la pupila puede volver a tener el tamaño normal, lo cual permite el ingreso de una mayor cantidad de luz al ojo.
En pocos casos, la visión podría empeorar debido a una presión muy baja. Podría desarrollar cataratas o pliegues en el área macular de la retina del ojo.

Después de la cirugía, es posible que deba cambiar sus lentes de contacto o gafas. Podría usar lentes de contacto blandas o gas permeables. Sin embargo, es posible que la ampolla filtrante cause problemas al colocárselas, y deberá tener cuidados especiales para evitar que se infecte la ampolla filtrante. Los usuarios de lentes de contacto deberán hablar sobre estos problemas con su oftalmólogo después de la cirugía.

Was this helpful? Yes No